Medio Ambiente
Por Marcelo Vera , 2 de marzo de 2024 | 13:00

La nutria del Pacifico y los bosques de algas: El chungungo, una especie en peligro de extinción

  Atención: esta noticia fue publicada hace más de 49 días
Fotografía de Tamara Huerta
Compartir

Tamara Huerta, investigadora de las ciencias de la ecología marina y presidenta de la Fundación Chungungo, destaca la importancia de los bosques de algas para la supervivencia del chungungo, el mamífero marino más pequeño del mundo, amenazado por la pérdida de hábitat

Tamara Huerta , es Ms (c)  en Ecología marina, ingeniera en conservación de recursos naturales, presidenta de la Fundación Chungungo, becaria del Centro de Investigación Oceanográfica Sur Austral y uno de los referentes en Chile que se ha dedicado a su investigación, así como mitigar efectos negativos ya que se encuentra en peligro de extinción,  ya que lamentablemente, se viene enfrentando la pérdida y fragmentación de su hábitat, afectando con esto directamente su alimentación, ya que repercute en el desarrollo de los bosques de algas.

Huerta, autora del “Protocolo para las buenas prácticas en la observación y en la investigación de la nutria marina”, en el marco de su trabajo de magíster, ha señalado que “el hábitat del Chungungo está limitado a una delgada franja de 30 metros en tierra y no más de 150 metros en el mar”. Agrega: “Esta especie requiere de condiciones de hábitat costero terrestre muy peculiares como presencia de cuevas, galerías conectadas con el mar y madrigueras. La especie está clasificada en peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) debido a diversas amenazas de origen antrópico y al conocimiento limitado sobre sus rasgos ecológicos.

También comenta la presidenta de la Fundación Chungungo: “Las amenazas para esta especie provienen de distintas presiones antrópicas, comenzando con la caza intensiva realizada en el siglo XX por la industria peletera, la pesca, la construcción de carreteras y obras cercanas a los ecosistemas marinos, la presencia de perros y gatos domésticos en el litoral rocoso, envenenamiento y la contaminación por micro plásticos”.

De acuerdo a los trabajos de investigación, estas amenazas y la fragmentación del hábitat del chungungo han generado una disminución en la densidad. En términos de densidades poblacionales, investigaciones lideradas por Valqui (2011) y otros científicos han calculado cifras que varían entre 0,04 y 10,0 individuos por kilómetro (en un total de 12 estudios), con una densidad media de 3,3 individuos por kilómetro”.

Tamara Huerta, comenta: “En este contexto, se realiza la investigación sobre el uso de hábitat del Chungungo en una localidad del golfo de Arauco, en la cual junto a el Dr. Iván Hinojosa y el Dr. Cristóbal Pizarro hemos estudiado aspectos como la abundancia presente, su interacción con estructuras de origen antrópico y su dieta. Lo que requiero un gran esfuerzo en terreno, el cual nos permitió observar de forma paralela su interacción con los bosques de algas”.

Iván Hinojosa, es tutor magíster en la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción y el Dr. Cristóbal Pizarro es cotutor del magíster, del Laboratorio Antropoceno de la Universidad de Concepción.

Los bosques de algas y el chungungo

La ingeniera en conservación de recursos naturales, sobre esta relación, destaca lo siguiente: “Los bosques de algas juegan un papel fundamental en la vida de los Chungungos ya que proporcionan tanto alimento como refugio. Presas como crustáceos, peces y moluscos, dependen de esta cobertura para desarrollarse”.

Huerta, también resalta: “Durante su conducta de alimentación, es común observar a los chungungos cercanos a áreas con presencia de algas, donde se les puede ver boca arriba, aprovechando los recursos disponibles en su entorno. Además, durante nuestras observaciones, hemos presenciado a las crías de chungungos entre rocas y algas, donde las madres las dejan temporalmente mientras van en busca de alimentos. Esta dinámica evidencia la importancia de estos ecosistemas marinos para el desarrollo y subsistencia de la especie”.

Para Tamara Huerta, la importancia de comprender esta interacción se refleja en la necesidad de nuevas investigaciones centradas en los bosques de algas y su relación con el chungungo. “Este enfoque integral es fundamental para abordar las problemáticas relacionadas con la comprensión, supervivencia y hábitat de la nutria marina, especialmente en un contexto de crecientes presiones humanas en la zona costera del Pacífico, como el barreteo de algas”, asevera la investigadora y presidenta de la Fundación Chungungo.

Si te interesa recibir noticias publicadas en Diario Chiloé, inscribe tu correo aquí
Si vas a utilizar contenido de nuestro diario (textos o simplemente datos) en algún medio de comunicación, blog o Redes Sociales, indica la fuente, de lo contrario estarás incurriendo en un delito sancionado la Ley Nº 17.336, sobre Propiedad Intelectual. Lo anterior no rige para las fotografías y videos, pues queda totalmente PROHIBIDA su reproducción para fines informativos.
¿Encontraste un error en la noticia?
Urmeneta 581, oficina 24, Puerto Montt | Fono: (065) 2281000 | Email: puertomonttdiario@gmail.com

Powered by Global Channel